Ir al contenido principal

LO MÁS RECIENTE

Tarta Rústica de Fresas, Moras y Coco

Les he contado lo mucho que me gusta lo que hace Donna Hay, pero creo que no les he dicho cómo fue que la conocí.
La primera vez que miré a Donna fue hace unos 4 o 5 años en el programa Master Chef Australia (no recuerdo la temporada) en ese tiempo yo era adicta a los programas de cocina. Ella estaba dando una "clase maestra" a los participantes, estaba enseñándoles cómo nivelar y rellenar un pastel de chocolate. Ahí caí redondita, ¡pastel de chocolate! Me puse a investigar sobre ella, a mirar sus recetas y preparar algunas de ellas, por supuesto.
La última que publiqué en el blog inspirándome en Donna Hay fue en diciembre del año pasado, los buenísimos "Brownies Doble Chocolate". ¿Los recuerdan? Si no han visto esa receta, tienen que verla. Son los mejores brownies, ¡lo prometo!
Hace unos meses miré una receta en su facebook que me enamoró en el instante que la vi, una tarta rústica con coco, duraznos y ciruelas. En ese tiempo los duraznos y las ciruelas no estab…

Clafoutis de Cerezas




Ya teníamos algún tiempo sin una receta francesa, si no me equivoco, la última fue la "Crème Brûlée de Lavanda", hace casi tres meses. Necesitábamos una con urgencia. 

Les tengo una que les va a fascinar, este clafoutis de cerezas es de esas recetas fáciles (muy fáciles) y exquisitas. ¡Van a sorprender a todos en casa!

Mi primer clafoutis fue de ciruela, hace 7 años. Y fue de esos postres que hice en el primer año en el que yo me interesé por mundo de lo dulce. En ese tiempo yo tenía lo más básico que se puedan imaginar, de hecho creo que ni batidora tenía. Incluso algunos moldes y cucharitas medidoras las compré en una de esas tiendas súper baratas (claro eran desechables, no puedes pedir mucho por 20 pesos). Al tiempo ya entendí que era mejor hacer mis ahorritos y comprar buenas cosas para que me duraran por más tiempo. Como dicen: "lo barato sale caro".
Sin embargo, para empezar no estuvo tan mal.



En el blog ya tenemos un "Clafoutis de Zarzamoras", lo hice para celebrar mi aparición en TV. ¿Lo recuerdan?
Por cierto ignoren mi foto en el programa, aparte de que no fue mi mejor ángulo, parece que no tengo ni una gota de maquillaje, pero eso fue a causa de que no cambié la configuración de la cámara para tomar las fotos en el set de grabación y tiene una luz un poco rara. Y también un poco sí fue que no me maquillé tanto, después aprendí que uno se debe de maquillar más cargado para la televisión, las siguientes veces me maquillé mejor. Bueno, eso creo.



Esa vez les dije que mi esposo y yo fuimos unos golosos al comer la mitad de clafoutis en un solo día (y era el doble de porción que este).
Ahora no sucedió así porque aunque no lo crean ya me estoy limitando. Me está costando muchísimo trabajo, saben lo antojada que soy. Con esta delicia, realmente fue todo un suplicio racionar mis porciones.
Pero todo sea por conservar la linea.



Se dice que el clafoutis original es preparado con cerezas y estas deben conservar el hueso, y que en el caso de tener alguna otra fruta este postre ya sería un flaugnarde. 

La verdad es que por mucho tiempo yo conocí como "clafoutis" este postre sin importar la fruta que tuviera.
Además me puse a investigar en algunos sitios franceses y aunque la receta tuviera otra fruta le llamaban clafoutis. Como el clafoutis aux fraises (de fresas), clafoutis aux prunes (ciruelas), clafoutis aux framboises (frambuesas)...
Entonces creo no es algo que sólo se haya cambiado para los que vivimos de este lado del charco.

La receta que les traigo hoy es un clafoutis sí o sí, pero queda un poco la duda cuando los preparo con otra fruta, como el clafoutis de zarzamoras, que más bien algunos dirían que es un "flaugnarde de zarzamoras".

Sea el nombre que tenga, ¡el clafoutis (o flaugnarde) es uno de mis postres favoritos!



Ya era hora que les compartiera el clafoutis "original", ¿verdad?
El año pasado preparé uno, pero hice otra receta, los ingredientes eran muy similares, aunque una diferencia muy notable fue que tenía chocolate blanco, y también era otro método de preparación.
Me quedó de apariencia fatal, se miraba muy grasoso en parte de arriba, y no se los pude compartir. Estaba rico, pero le sobraba grasa. 

Esta vez no quería experimentar más. Hice la misma receta que utilicé en el clafoutis de zarzamoras, sólo que al utilizar un molde más pequeño reduje las cantidades de los ingredientes de la masa a la mitad. Ah, y le agregué un poco menos de azúcar. Quedó muy bien, el dulzor está perfecto.

¡Es una receta ganadora! Nunca falla.



En la receta de "Panqué de Limón y Moras", les decía que las cerezas eran de esa frutas que en mi ciudad era muy raro encontrar a buen precio y que sólo compraba unas cuantas.

Ocurrió el milagro...
En un pequeño mercado local donde me gusta comprar algunas de mis frutas y verduras han tenido cerezas baratas y baratísimas. Incluso por fin pude comer solitas cuantas se me antojaron.
Siempre que compraba comía pocas porque las reservaba para las recetas. No me daba el lujo de comerlas tal cual. ¡Y son deliciosas!




Clafoutis de Cerezas


Ingredientes.
  • 1/2 taza (75 g) harina, todo uso
  • 1/3 taza (67 g) azúcar granulada blanca + para molde
  • 250 ml leche entera, a temperatura ambiente
  • 150 ml. crema espesa para batir (heavy cream), a temperatura ambiente
  • 1/2 vaina de vainilla (o 1 cdita. extracto de vainilla)*
  • 3 huevos, a temperatura ambiente
  • 1/8 cdita. sal de mar fina
  • 350 g cerezas, deshuesamos
  • mantequilla para engrasar molde
  • azúcar glass para finalizar (opcional)


Procedimiento.
Precalentamos el horno a 390 ºF (200 ºC). Engrasamos un molde de pay de 23 cm de diámetro con la mantequilla y espolvoreamos con azúcar, quitamos los excesos. Ponemos encima las cerezas y las esparcimos por todo el molde. Dejamos de lado.

En un bowl mediano combinamos la leche con la crema para batir y las semillas de la vaina de vainilla o el extracto de vainilla. 
En un bowl grande combinamos nuestra harina, azúcar y sal. Agregamos los huevos uno a uno, batiendo bien entre cada adición con la ayuda de un batidor de globo. Integramos poco a poco la mezcla de leche/crema. Batimos hasta que se integre todo. 

Vaciamos en el molde y llevamos a hornear por 40 a 50 minutos. Hasta que este firme y tenga un tono dorado en las orillas y ligeramente dorado en el centro. 
El clafoutis se va a inflar en el horno y al enfriarse va a bajar, es normal.
Dejamos enfriar ligeramente, ponemos azúcar glass  y servimos.





Notas.
*Parte del exquisito sabor de este clafoutis es por la vaina de vainilla. Si no la encuentran, la pueden sustituir por un buen extracto de vainilla (no esencia).

-El mejor momento para comer, es recién hecho.


TIPS: 
  1. Recuerden reservar la vaina para hacer azúcar vainillada. También lo que pueden hacer es dejar secar la vaina para después molerla y así obtener vainilla en polvo. Es lo que últimamente estoy haciendo con las vainas que me sobran. Yo las dejo secar en el horno (apagado), tardan unos cuantos días en secarse por completo. Le da un sabor muy rico a los postres, hace unos días hice un pastel de vainilla con este polvo y quedó delicioso.
  2. Aquí pueden ver cómo deshuesar cerezas sin un deshuesador.




Es una receta que tienen que hacer, no tienen ningún pretexto para no hacerla. Les digo que yo hice mi primer clafoutis cuando tenía conocimientos casi nulos de cocina, y en ese tiempo hasta miedo me daba prender el horno (mi horno es de esos que se prenden con un cerillo).
¡Les va a encantar!





¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie



También me encuentran en:   |  facebook  | twitter  |  instagram  |  pinterest  |  google +

Comentarios

  1. ¡¡Hola Maribel!! ¡¡Me encanta el clafoutis de cereza.!! Recuerdo que yo también la hice en mis comienzos en la repostería, supongo que la elegí para hacerla, precisamente porque no es complicada de hacer, pero el resultado es fantástico. Por lo menos, tu clafoutis se ve super tentador, con ese aspecto rústico que tanto me gusta. Yo les llamo a todos clafoutis, lleven la fruta que lleven, aunque sé que se les llama de otra manera, para mi siguen siendo clafoutis. Yo encuentro difícil comer poquito de este rico postre, ¡¡qué fuerza de voluntad tienes que tener!! Para mi sería difícil no parar de comer, ja, ja. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, por eso me gusta tanto. ¡fácil y delicioso!
      Para mí también, clafoutis es el nombre con el que me identifico más.
      No sabes, me costo muchísimo :(
      ¡Miles de besitos Isabel!

      Eliminar
  2. Qué buena pinta, me encanta usar frutas ahora en verano que los mercados están llenos de buena fruta. Los clafoutis siempre son una buena opción para usar esas ricas frutas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Patty!
      Por eso me gusta el verano, el encontrar tantas frutas ricas hace que el calor sea más soportable, jeje.
      ¡Un abrazo y beso grande!

      Eliminar
  3. Que rico Maribel, hace unos días preparé mi primer clafoutis aunque al ser de frambuesa y arándanos no es el de verdad. Pero es que me da mucha pereza ponerme a pensar en deshuesar cerezas y después del dineral que se gastaron mis padres en ortodoncia no es plan de ponerlas con hueso y romperme un diente jajajajaj
    Pero con la pinta que tiene tu receta me voy a tener que animar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj. No queremos que te rompas un diente.
      Yo he hecho el clafoutis con las cerezas con todo y su hueso, pero para mí no es tan agradable comer. No me siento libre, jajaj.
      Esta vez lo hice sin hueso mejor.
      ¡Un abrazo Marta!

      Eliminar

Publicar un comentario

Favoritos de la Semana