Ir al contenido principal

LO MÁS RECIENTE

Tarta Rústica de Fresas, Moras y Coco

Les he contado lo mucho que me gusta lo que hace Donna Hay, pero creo que no les he dicho cómo fue que la conocí.
La primera vez que miré a Donna fue hace unos 4 o 5 años en el programa Master Chef Australia (no recuerdo la temporada) en ese tiempo yo era adicta a los programas de cocina. Ella estaba dando una "clase maestra" a los participantes, estaba enseñándoles cómo nivelar y rellenar un pastel de chocolate. Ahí caí redondita, ¡pastel de chocolate! Me puse a investigar sobre ella, a mirar sus recetas y preparar algunas de ellas, por supuesto.
La última que publiqué en el blog inspirándome en Donna Hay fue en diciembre del año pasado, los buenísimos "Brownies Doble Chocolate". ¿Los recuerdan? Si no han visto esa receta, tienen que verla. Son los mejores brownies, ¡lo prometo!
Hace unos meses miré una receta en su facebook que me enamoró en el instante que la vi, una tarta rústica con coco, duraznos y ciruelas. En ese tiempo los duraznos y las ciruelas no estab…

Pudín de Chía Sabor Chocolate y Chai con Mousse de Frutos Rojos




Saúl, "mi bebé" termina hoy su preescolar.
Todavía no creo que los dos años de preescolar se hayan ido tan rápido, incluso este segundo año fue más fugaz.

El martes tuve una junta en la escuela (la última), la maestra nos leyó una carta que ella misma escribió para nosotros, y yo con las lagrimas a punto de salir (ya saben como soy).
Estoy un poco triste porque extrañaremos a la maestra Rubí, pero a la vez muy entusiasmada por todo lo nuevo que vivirá Saúl en la primaria.

Mi hijo está muy emocionado, está feliz. Sabe que tendrá una nueva escuela, nuevo maestro y nuevos amigos. Afortunadamente su maestra los ha ayudado mucho con la transición. La primera vez que le comenté a Saúl sobre la nueva escuela que tendría, me sorprendí porque él ya lo sabía. Hace meses que lo sabe.

Estar acompañando a mi hijo en sus primeras etapas escolares se ha vuelto muy significativo para mí. Ya no lo veo tan simple (como antes de ser mamá), son una serie de sentimientos involucrados cada que se cierra y se abre un ciclo.

Creo que estoy muy sentimental hoy, discúlpenme por eso.

¿Empezamos con la receta?
Ya tenemos tiempo sin una receta ligera, nutritiva y saludable en el blog.
Lo que es traigo hoy además de que es todo eso, también es fresco. No prenderemos el horno.
En mi ciudad la temperatura ya subió, y mucho, el verano sí que se siente.
En días así, nada mejor como comer un postre frío. ¿Qué tal un pudín de chía?



La chía en México ha sido utilizada desde siempre. Nada más mexicano que una limonada con chía (bueno, sí hay muchas cosas más que son muy mexicanas, pero esta bebida también entra en esa lista). Aunque tengo que decir que es más (o era) consumida en el centro y sur de México, cuando yo era niña nunca la probé. No era tan utilizaba en la región que vivo.

Desde hace unos años la han hecho realmente famosa. Y así como cuando todo mundo empezó a comer kale, yo los seguí, cuando empezaron con la chía, también.
A veces me jacto de ir contra la corriente, pero creo que me engaño a mi misma, siempre que hay algo de moda, ahí estoy yo.

Y por cierto aunque si es saludable el kale, ¿sabían que la lechuga romana lo es aún más? Yo hace poco me voy enterando.

Hablando de cosas saludables, recuerden que todo en exceso es malo, incluso el agua. La chía tiene muchos beneficios, pero tampoco debemos de abusar al consumirla diariamente y por periodos prolongados. Incluso he visto que el consumo en los hombres  y niños debe ser menor que el de las mujeres.
Está contraindicado en personas que tienen diabetes y con algunos otros problemas médicos.
Yo les vengo a traer una rica receta y ya los estoy asustando. Pero no, no se espanten. Sentí la necesidad de hacerles saber la información que yo tengo, y también de invitarlos a investigar en diversas fuentes todos aquellos productos que los tengan casi como milagrosos.



Uno de mis tés favoritos es el té chai latte, y fue mi bebida favorita cuando estaba cursando la universidad. Después dejó de ser la súper favorita porque empecé a tomar mis bebidas sin azúcar, y un té chai latte sin azúcar no es lo mismo.

Este pudín, además de tener chocolate, también tiene esas especias que tanto me gustan del té chaí. Yo nada más miré la receta y sabía que la tenía que hacer, esos sabores son de los míos. Y lo mejor, que mucho más sano.

Para hacer el pudín, necesitaremos semillas de chía, leche vegetal, especias, una pizca de sal y cacao. Aunque si tienen cocoa, sirve perfecto también. 
Recuerden que el cacao es más saludable, ya que es más natural y está menos procesado. Además cuenta con un contenido mayor de antioxidantes a los que tiene la cocoa.

Pueden utilizar cualquier leche vegetal, ya sea casera o comprada. Yo preferí utilizar leche casera porque desconfío de la gran mayoría de leches vegetales que venden en el super. Eso paso desde que una vez que congelé leche de coco y al descongelar se hiciera rosa. ¿Alguien que me explique por qué se hizo rosa?
Algunas opciones de leches vegetales serían; arroz, avena, coco (la que yo utilicé), almendra o de algún otro fruto seco. La que no les recomiendo es la leche de soya, ya que se dice que un alto porcentaje de soya (estamos hablando de un más de 90%) es genéticamente modificado.

Todos estos ingredientes los dejaremos reposar por unos minutos, y ellos solos harán su magia.
El pudín no tiene nada de azúcar, si gustan pueden agregar un endulzante saludable no refinado como el azúcar de coco y la miel de maple. 



Y esto no para aquí, acompañaremos nuestro pudín con deliciosos complementos.

Haremos un mousse de frutos rojos, suena algo complicado. Pero para nada, lo único que tenemos que hacer es licuar los ingredientes.
Originalmente este mousse era con frambuesas, yo no tenía, así que decidí usar fresas. ¡Error!
Quedó muy rico, pero el color no era nada apetecible, era como de un color café y no se antojaba a la vista. Para arreglar eso, agregué unas cuantas zarzamoras y asunto arreglado.

También agregué granola con quinoa casera que tenía en casa que es baja en grasa y endulcé con un poco miel de maple. Ustedes pueden utilizar alguna comprada, sólo recuerden leer bien la información nutrimental. No todas las granolas son saludables. Si hornean su propia granola, sería perfecto. Incluso bastaría con agregar su fruto seco favorito. Esto es para agregar más textura a nuestro pudín. Escojan cualquier ingrediente crocante (y por supuesto saludable) que más les guste.

Y como estamos en temporada de mango, tenemos deliciosos y dulces mangos, decidí acompañar mi pudín con esta fruta. Le dar un dulzor buenísimo.
Recuerden que el pudín de chía no tiene ningún endulzante, así que les recomiendo acompañarlo con una fruta que este dulcesita para equilibrar los sabores.


Por último, para que se viera más lindo y estuviera más rico, chips de coco y más zarzamoras.




Pudín de Chía Sabor Chocolate y Chai con Mousse de Frutos Rojos


Ingredientes.

Para el Pudín de Chocolate y Chai: 
  • 3 Cdas. semillas de chía 
  • 1 taza (250 ml) leche vegetal (yo utilicé de coco, casera) 
  • 1/4 cdita. cardamomo molido* 
  • 1/4 cdita. canela en polvo 
  • 1/4 jengibre en polvo 
  • 1/8 cdita. clavo en polvo 
  • 2 Cdas. cacao o cocoa en polvo 
  • una pizca de sal rosa del Himalaya o sal de mar fina 

Para el Mousse de Frutos Rojos:
  • 1 aguacate mediano, maduro (yo utilicé 1 1/2 aguacate porque eran muy pequeños)
  • 1 1/2 taza frutos rojos (200 g aprox.) utilicé fresas (sin tallo) y zarzamoras**
  • 4 a 5 dátiles suaves y sin hueso
Para finalizar (opcional):
  • mango en cubitos 
  • chips de coco (sin nada añadido)
  • + frutos rojos
  • granola


Procedimiento. 

Para el Pudín de Chocolate y Chai: 
En un bowl mezclamos las semillas de chía y la leche vegetal. Agregamos el cacao o cocoa. Aparte en un bequeño bowl mezclamos las especias y agregamos a la mezcla de chía/leche junto con la sal. Mezclamos muy bien para quitar cualquier grumo. Dejamos reposar por 30 minutos. Mezclando una o dos veces entre el tiempo de reposo para asegurarnos que nos quede suave.
-El pudín puede reposar a temperatura ambiente o en refrigerador-.


Para el Mousse de Frutos Rojos:
Mientras nuestro pudín se espesa haremos el mousse. Para esto sólo necesitamos licuar o procesar todos los ingredientes hasta obtener una consistencia suave.


Para el Armado:
Servimos nuestro pudín de chocolate y chía en tres platos ligeramente hondos y pequeños (yo utilicé ramequines para créme brûlée).
Agregamos mousse por encima. Yo le puse una porción "pequeña" para poder hacer una forma de quenelle, pero ustedes pueden repartir todo el mousse entre las tres porciones. 
Finalizamos con los cubitos de mango, los chips de coco, granola y zarzamoras.





Notas.
*Yo compro el cardamomo entero, saco las semillas que hay dentro y las muelo en la licuadora.

-En estos días de calor les recomiendo dejar reposando el pudín en el refrigerador para que esté frío. También pueden llevar a refrigerador ya que esté listo. Estaría perfecto si también el mango y el mousse los dejaran unos minutos en refrigeración para que estuvieran fresquecitos.

-Para hacer el mousse pueden utilizar frutos rojos congelados.

**Recuerden que en caso de utilizar fresas en el mousse tendrán que hacer una mezcla con algún otro fruto rojo. Ya que las fresas solitas con el verde del aguacate quedan de un color no muy bonito.

-El pudín ya armado es mejor comerse al momento ya que la granola y los chips de coco empiezan a perder su crocancia.





Fuente: Receta inspirada y adaptada de Green Kitchen Stories



Esta receta originalmente era un parfait, y eran sólo dos porciones. Yo decidí hacer tres porciones de este postre, y creo que quedaron muy bien.

Es un postre vegano, saludable y está buenísimo, ¡lo tienen que probar!






¡Que lo disfruten!
Bruni's boulangerie

Comentarios

  1. Maribel es cierto que estamos en la era de que si está de moda, me pongo ciego, jajaja. Yo suelo ir siempre a contracorriente, soy bastante independiente y suelo ir por libre en todo, especialmente en las cosas de comer. No suelo hacer los tópicos típicos, que todo el mundo hace según la época del año, por eso precisamente el otro día me hice unas castañas en almíbar ligero, que son típicas en Semana Santa y a mí me apetecieron en Verano, y lo hice, jajaja.
    Me gustan estos postres, visualmente son muy apetecibles, son ideales para Instagram, seguro que triunfas cuando lo compartas, jejeje.
    Vaya como crece tu bebé, hace nada le estabas cambiando los pañales, y ahora casi se hace todo un hombrecito.
    Besos y disfruta de un feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, cuando el antojo llega debemos hacer caso.
      Ayyyy, sí, cada vez está más grande...
      Disfruta mucho tus vacaciones mi Concha preciosa.
      ¡Millón de besos!

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Maribel!! Yo aún no he probado este tipo de pudin, como dice Concha, yo también voy a contracorriente, ja, ja. Pero es cierto que ahora, este tipo de comida arrasa, y lo bueno, es que es saludable. Y como bien dices, si eliges los ingredientes, mucho mejor, porque muchas veces nos venden cosas como saludables y luego no lo son tantos. Así que si todo es casero, mucho mejor. Además, te tiene que poner las pilas un desayuno así de completo.
    Vaya con Saúl, se nos va haciendo mayorcito. Aún así, para ti, siempre será tu bebé. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tienes que probar alguna vez, la verdad es que yo me lo hago más como snack.
      Los huevos no pueden faltar en mi desayuno, jejej.
      Sí, siempre será mi bebé :)
      Gracias, ¡muchos besitos Isabel!

      Eliminar

Publicar un comentario

Favoritos de la Semana